Economía Circular

Posconsumo, responsabilidad de las empresas

Rayito de Luna y el posconsumo

Un cambio es necesario

Es más que necesario cambiar la forma en la que actualmente producimos y consumimos. Planeta Tierra sólo hay uno y estamos acabando con él. Empresas deben hacerse cargo del posconsumo de sus productos, ahunado al consumo responsable.

“…si continuamos con los patrones actuales de consumo y producción y en base al aumento de la población vamos a necesitar tres veces más recursos naturales que los que necesitábamos en el 2015. Esto es simplemente algo imposible. No tenemos más de un planeta.”

Adriana Zacarías, coordinadora regional de Eficiencia de Recursos para América latina y el Caribe de ONU Medio Ambiente
Estamos acabando con nuestro planeta

Somos el poder de la economía circular

Desde que se fundó la empresa, hace 8 años, sabíamos que no queríamos ser una empresa convencional, en el sentido de que nuestro principal y único objetivo fuera generar ganancias cada vez mayores, sabíamos que debíamos ir más allá. 

Decidimos, incluso lo dice en nuestra acta constitutiva, que cada una de las decisiones que se toman en la empresa, en cualquier departamento, en cualquier fase de nuestros procesos, no puede llevarse a cabo si no representa un impacto positivo medioambiental o social. 

Envases de vidrio retornable

Somos la primera marca mexicana de higiene y cuidado personal (y de las pocas en el mundo) que se ocupó del posconsumo de sus productos. No lo decimos con orgullo, pues creemos que todas las empresas, de todos los sectores, deberían de haberlo hecho ya. No es motivo para vanagloriarse, es una convicción, es nuestra razón de ser.

¿Cómo lo hacemos?

Cada año se tiran 600 millones de botellas de shampoo a la basura. La principal medida que implementamos fue la de no utilizar envases plásticos para nuestros productos, los cuales seguramente irían a parar a la basura y de allí a vertederos, que el viento arrastraría y terminarían, posiblemente, en el océano. Nuestros envases son de vidrio ámbar, además de proteger al producto de los rayos del sol, cada uno de ellos puede utilizarse hasta 100 veces. En menor medida utilizamos papel algodón, biodegradable en poco más de 90 días y envases de aluminio, también retornables. 

¿Se acabó? Enjuaga con agua caliente y jabón, es importante quitar el residuo.

Las empresas convencionales de la industria de cuidado personal desperdician aproximadamente el 75% del agua que utilizan durante la fabricación de sus productos Nosotros no sólo no desperdiciamos ni una gota de agua, sino que el líquido que utilizamos es de captación pluvial que recolectan en Casa del Agua.

Además, los envíos dentro de la Ciudad de México son realizados en bicicleta, menos emisiones de CO2 y menos tráfico en la ya caótica ciudad.

Si tienes envases vacíos y te encuentras en CDMX puedes llevarlos a Balmoria o directamente en nuestro laboratorio, previa cita . Si te encuentras en otra parte de la república, comunícate con nosotros. Enjuágalos con agua caliente y jabón, nosotros los esterilizaremos y los pondremos en circulación nuevamente.