sostenibilidad

Día Internacional de los Animales.

Hoy 4 de Octubre, se conmemora el Día Internacional de los Animales, recordando al celebre Francisco de Asís, aquel hombre que renunció a lo material y a los deseos carnales para dedicarse al servicio del ser humano y de todos los seres con los que se cruzaba en su andar.

A lo largo de la historia han aparecido grandes personajes quienes han encontrado en prisión un espacio de reflexión y creación, que, posiblemente no hubieran logrado de no haber sido privados de su libertad. 

José Agustín escribió su cruda novela, Se está haciendo tarde (final en laguna), a lápiz y en papeles de tortas que le entregaba a sus familiares cuando le visitaban en Lecumberri; el grandísimo Miguel Ángel Cervantes de Saavedra escribió la primera parte de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha en prisión. De igual manera, uno de los santos más importantes de la iglesia católica, Francisco de Asís, hizo de su celda un espacio de reflexión y comunión. 

4 de octubre: aniversario luctuoso del santo patrono de los ecologistas.

Francisco de Asís, quien murió un día como hoy hace 794 años, se percató de algo importantísimo: todos los seres que habitamos el planeta tenemos la misma importancia. Este hombre, hoy en día seguramente el santo más venerado por católicos y no católicos, tenía una mística y sensible relación con sus “hermanos”. Sus hermanos eran los humanos, pero también las gaviotas, los lobos y los corderos, el viento, el sol y el fuego; al que no se sentía digno de apagar con sus propias manos y, en su lugar, esperaba a que se extinguiera solo. 

Hoy, 4 de octubre, en su nombre, se conmemora el Día Internacional de los Animales, declarado así por la Organización Mundial de Protección Animal en 1929.

Alabado seas, mi Señor, por el hermano viento

y por el aire y la nube y el cielo sereno y todo tiempo,

por todos ellos a tus criaturas das sustento.

Fragmento del cántico de las criaturas de San Francisco de Asís.

El poder de no experimentar en animales

¿Cuál sería la reacción de Francisco al enterarse de la pérdida, tan solo en los últimos 30 años, de 420 millones de hectáreas de bosque? ¿Qué oraciones habría realizado al saber que el ser humano es responsable de la pérdida de especies en las últimas décadas y que alrededor de 150 millones de animales son utilizados anualmente para testear productos cosméticos?

No lo sabemos, para nosotros, pertenecientes a la industria de la cosmética y el cuidado personal, resulta indignante e inadmisible. No existe justificación alguna para semejante barbaridad, mucho menos en una época donde existen alternativas para asegurar la inocuidad de los productos.

Por ejemplo, todos nuestros productos han sido probados dermatologicamente en lialt, usando tejidos sintéticos; cada prueba representa 10 conejos que no hemos utilizado para este fin.

Te compartimos una lista de marcas que aún realizan experimentos con animales.