Economía Circular

Apostemos por la economía circular, reciclar debe ser nuestra última opción .

Economía circular

Piensa en la majestuosa pirámide del Sol en Teotihuacán. ¿Es enorme, cierto? Ahora, imagina 175 pirámides del Sol. Casi imposible de imaginar. Ese volumen es el equivalente a la cantidad de residuos sólidos que generamos en México cada año, aproximadamente 42 millones de toneladas; poco más, poco menos. La mayoría de estos desechos van a parar vertederos; el viento hace lo suyo, los lleva por aquí y por allá, llegan casi a cualquier lugar.

Mientras países como Bélgica, Alemania, Suiza, Suecia y los Países Bajos, reciclan más del 50% de sus desechos; en México únicamente se recicla cerca del 11%. No existe voluntad política y no hay interés por parte de las empresas, por lo tanto, no existe la infraestructura adecuada, a pesar de que esta industria en nuestro país tiene un valor de 700 millones de dólares anuales. 

Es importante y necesario que se implementen políticas en esta materia, sin embargo, no podemos esperar a que esto suceda, si produjéramos menos basura no existiría tanta necesidad de plantas de reciclaje. No pretendemos responsabilizar al consumidor, creemos que todos los actores (empresas, gobierno y consumidores) somos partícipes y corresponsables. 

Quizás, antes de comprar cualquier cosa, debamos preguntarnos: ¿lo necesito? Y ¿existe alguna otra opción de tener ese bien, ese producto, de un modo que mi generación de residuos sea menor? Y, ya que realizamos esa compra ¿qué puedo hacer para que no se obtengan desechos, hay posibilidad de otorgarle a tal o cual objeto una segunda vida y evitar que se convierta en basura? 

¿Qué estamos regalando?

El día de san Valentín está cerca, fechas como estas, al igual que la Navidad, representan un aumento en la cantidad de desechos generados, la mayoría son empaques y envolturas de un solo uso.  Nos parece perfecto demostrar el afecto y el amor que se le tiene a alguien, es más, creemos que en el amor está el futuro. Lo que podemos hacer es consumir con responsabilidad, teniendo en cuenta el impacto producido. No envolver un regalo es una opción, o hacerlo con materiales que tenemos en casa. 

Regala consciente

Te invitamos a visitar la sección de productos sustentables de Mercado Libre, podrás encontrar alimentos, ropa, calentadores solares, productos elaborados a partir de desechos y, por supuesto, a Rayito de Luna

Somos el poder de lo natural

Otra opción es regalar productos de Empresas B, empresas que estamos comprometidas con ofrecer un beneficio al medioambiente y a la sociedad, cuyos productos cuidan la cadena de suministro de principio a fin y donde la trazabilidad y la economía circular son valores fundamentales.

Conocer de dónde y cómo se consiguen las materias primas de un producto es parte del derecho que tenemos como consumidores. Las empresas tienen la responsabilidad de ofrecer transparencia sobre esta información además de hacerse cargo del posconsumo de sus productos. Apostemos  siempre por el consumo responsable y por el ejercicio de la economía circular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *